top of page
  • Daniela Guerrero González

Adelanto Obra/ Daniela Guerrero


FAGOCITOSIS INVERSA

 

Hormiguea el cuerpo invadido de pulgas

Hormiguea y se enroncha a la vista de todos 

se deforma

se retuerce

se aprisiona 

 

Enumero con fuerza cada uno de los síntomas,

describo por las pestañas el ardor,

con mis manos secciono y corto,

trocito a trocito para poder tragar

esos pequeños pedacitos de carne,

pero no, no hay caso

¡Mácula inútil! (te gritas frente al espejo)

 

La garganta seguirá apretada - no deglute.

NO puedo tragar 

NO puede tragar 

NO puedo 

me digo rechinando desde las cuerdas a dientes cerrados,

es tanto el picor - el escozor en llagas

que los ojos intentan desdoblar una vez más la imagen.

 

Con osadía,

paso la yema de mis dedos por la dermis,

intentando leer en braille cada una de las grietas, 

pero tampoco encuentro lenguaje en la piel.

No hay sonido

No hay palabra

No hay textura

No hay imagen

¿Qué nombre le pondremos a todo esto finalmente?

¿Dependencia inmunológica?

SEDICIÓN.

 

 

 

REZANDO

 

Reverenciando el alma,

Creemos en el espíritu y su pérdida.

¿qué pasará ahora?

¿volveremos el rostro?

.     .     .     .     . 

(la llave ha quedado abierta y sigue,

aunque intentes atornillar

el agua llenando el vaso).

 

ES una gota de agua averiada en odio

QUE persiste - insiste - intuye – existe.

(ahí alojada a las 3 de la madrugada en ese rincito oscuro)

 

de paso una vida se volvió algoritmo

danza pantalla en la lectura de sí misma

todo es tan extrañamente solo y real

 

los hijos y las hojas

las hojas y la navaja

tentando siempre a ese rincón de la memoria

 

agrietarse

niña de 40 se ten han muertos todos los abuelos

no te quedan ancestros

mira siempre serás, la canción que escabulles en sueños

 

Muñequita erótica que intenta desatar los nudos sin dejar rastro.

la sangre corre

al borde del filo después de afeitar las piernas

le pasas la lengua y bífida

se esparce acuosa dentro de ti.

 

Dos siempre

como la lengua o palabra

Dos siempre dos, habitando la psiquis en ti.

 

El techo está más cerca de la cabeza

¿Lo notas?

Fracturada desde el orgasmo infantil

engulle comida para justificar su alma,

tirase a la piscina y nadar

soltar la vida arrojándose las olas

aguantando la respiración para que latan los oídos

 

Perdiste

Ya NO ERES TU, muñequita

ESTÁS ROTA

Y no hay forma de componer los huesos.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page