• Jorge Diaz

ROPA AMERICANA / una muestra de Paz Errázuriz

Actualizado: 23 sept 2020


El concepto de “ropa americana” alude en Chile al tráfico de vestimentas de segunda mano que, proveniente principalmente desde los Estados Unidos, llegan a nuestro país como saldos a bajo costo. Esta economía se inicia en los tiempos de la dictadura militar como una manera de abaratar los costos de vestimenta, mas también en tanto una manera de poner al “día de la moda internacional” a las clases empobrecidas por el régimen sanguinario de Pinochet.

Paz Errázuriz, fotógrafa feminista, comenzó su trabajo artístico en plena dictadura; recibió en Francia el año 2017 una distinción de la revista de moda Madame Figaro que la comprometió a entregar una selección inédita de fotografías a ser publicadas. Con una sensibilidad descolonial, trabajó para mostrar a modelxs que no siempre se encuentran en este tipo de imágenes.

Su selección recoge una “sensibilidad queer” ya que sus modelos transitan entre los géneros de manera fluida sin necesariamente asimilarse a una identidad, desafiando la clásica imagen de la bio-mujer como prioritaria en las fotografías de moda. En el actual contexto, donde el fascismo avanza por Latinoamérica atacando las posibilidades de libertad sexual, rivalizando con lo que llaman la “ideología del género”, esta exposición profundiza en retratos donde la lectura entre el género como material de la moda y el género como perspectiva sexual se entrelazan para abrir las posibilidades de lecturas sobre los cuerpos. También profundiza en los debates de la vestimenta como estética militante en el actual Chile neoliberal.

Las transgresiones sexuales y estéticas al binomio masculino/femenino ocupan un lugar central en el trabajo de Paz. Desde el travestismo prostitubar de los años 80, pasando por la homosexualidad y la tragedia del sida, hasta el actual contexto de identidades “no binarias”, estando su compromiso con los disidentes sexuales de distintas épocas y contextos siempre vigentes.




Entradas Recientes

Ver todo

Lo que quieres es que venga una mujer y te rescate, que se haga cargo de ti, que tenga la culpa y todo. Que cada día te reciba con ganas de extraer de tu ser el veneno del cansancio, como una máquina